IFLA

As of 22 April 2009 this website is 'frozen' in time — see the current IFLA websites

This old website and all of its content will stay on as archive – http://archive.ifla.org

IFLANET home - International Federation of Library 
Associations and InstitutionsAnnual 
ConferenceSearchContacts

64th IFLA Conference Logo

   64th IFLA General Conference
   August 16 - August 21, 1998

 


Code Number: 083-126-S
Division Number: IV.
Professional Group: Cataloguing
Joint Meeting with: -
Meeting Number: 126.
Simultaneous Interpretation:   No

Las Anglo-American Cataloguing Rules y su Futuro

Ralph W. Manning
Presidente,
Joint Steering Committee for Revision of AACR


Abstract:

Las Anglo-American Cataloguing Rules están en un proceso de revisión constante. Este trabajo esquematiza la historia de las reglas de catalogación y explica las razones para celebrar la International Conference on the Principles and Future Development of AACR en Toronto, Canadá, en octubre de 1997. Se describen los resultados del congreso, sobre todo dos proyectos. El primero es un análisis de la lógica de las reglas que tiene como objetivo determinar los principios en los que se basan. El segundo reexamina el concepto de las publicaciones dinámicas o en curso de publicación ("ongoing publications").


Paper

En 1998 las Anglo-American Cataloguing Rules (AACR2) están situadas en medio de un proceso de revisión continuada.. Esta revisión a veces ha sido repentina y llamativa, a veces ha sido gradual.

El inicio del proceso puede situarse en las reglas de 1839 desarrolladas por Panizzi para los catálogos del British Museum. Si bien los primeros códigos de catalogación recibieron influencias individuales (Panizzi, 1839; Jewett, 1853; Cutter, 1876), los precedentes de las AACR2 en el siglo veinte se han desarrollado, en general, en un entorno cooperativo. La cooperación internacional en la elaboración de códigos de catalogación empezó con el código conjunto publicado en 1908 por la American Library Association y la Library Association del Reino Unido.

La cooperación en catalogación es importante. En 1901 la Library of Congress empezó a distribuir fichas impresas de catálogo. La bibliotecas ya eran conscientes de los enormes ahorros que se podían conseguir utilizando la catalogación de la Library of Congress, pero otro beneficio claro de la catalogación compartida es la uniformidad resultante entre los catálogos de diferentes bibliotecas, un beneficio clave para los investigadores que no han de aprender distintos sistemas de catálogo para usar diversas bibliotecas. <> Las Anglo-American Cataloguing Rules estuvieron en proceso de elaboración durante muchos años después de las fuertes críticas recibidas por las Cataloging Rules de la American Library Association publicadas en 1949. Durante este período se llevó a cabo en París, en 1961, la International Conference on Cataloguing Principles que tuvo una verdadera representación internacional de más de cincuenta países. Los Principios de París resultantes proporcionaron una sólida base para la cooperación internacional en el desarrollo de reglas de catalogación. A principios de los años sesenta, poco después de la Conferencia de París, se inició de nuevo la cooperación entre el Reino Unido y los Estados Unidos para el desarrollo de un nuevo código de catalogación. Sin embargo y lamentablemente, no se consiguió un acuerdo completo, y una vez más se publicaron dos textos separados de las Anglo-American Cataloguing Rules, uno británico y otro americano

Poco después de la publicación en 1967 de las AACR, el Comité de Catalogación de la IFLA organizó el International Meeting of Cataloguing Experts, que tuvo lugar en Copenhague en 1969. Como resultado de la conferencia se elaboró la International Standard Bibliographic Description (Descripción bibliográfica internacional normalizada), que es un elemento clave en el esfuerzo de conseguir el Control Bibliográfico Universal. La primera ISBD se publicó en 1971 y la primera edición normalizada de la ISBD para monografías se publicó en 1974.

He empezado este trabajo diciendo que las reglas anglo-americanas de catalogación están en un proceso de revisión constante.

En 1974 se había llegado a un punto en el que era claro que había que establecer una nueva dirección para el futuro. Este año tuvo lugar una reunión tripartita "formada por un delegado de cada uno de los tres países 'anglo-americanos' que representaban, en cada caso, la asociación profesional y la biblioteca nacional respectiva; el objetivo era diseñar un nuevo marco de acuerdo y completar la planificación del proyecto de una segunda edición de las AACR." (1) Desde la perspectiva de la cooperación internacional, dos de los objetivos que se establecieron en esta reunión son particularmente importantes:

Una condición para conseguir la ayuda económica del Council on Library Resources fue que uno de los objetivos de la revisión del código fuera contribuir al desarrollo de un código internacional de catalogación.

En este punto se estableció un Joint Steeering Committee for Revision of AACR, formado por representantes de las cinco organizaciones participantes (la American Library Association, la British Library, el Canadian Committee on Cataloguing, la Library Association y la Library of Congress) y dos editores. Después de muchos asesoramientos y colaboraciones, concretamente con IFLA, se publicó en 1978 la segunda edición de las AACR. Aunque fue mucha la controversia y muchas las dificultadas para llevarlas a la práctica, las AACR2 se establecieron sólidamente como un estándar catalográfico. Cuando en 1988 se publicó su revisión, las AACR2 ya habían tenido una gran aceptación en la mayoría de países de habla inglesa.

La cooperación internacional continuó señalando el desarrollo de las reglas a través de su proceso continuo de revisión. En 1986 el Australian Committee on Cataloguing pasó a ser un participante completo en el Joint Steering Committee for Revision of AACR; así se reconocieron sus contribuciones desde 1981. En 1989 se estableció un acuerdo entre la American Library Association, la British Library, la Canadian Library Association, la Library Association (del Reino Unido) y la Library of Congress para aclarar responsabilidades y también la relación entre los distintos organismos responsables de la producción y publicación de las Anglo-American Cataloguing Rules. En 1991 la National Library of Canada pasó a formar parte del acuerdo. Estos seis organismos se conocen como los "Principals of AACR" y constituyen el Committee of Principals. Una de las funciones clave de este comité es revisar los desarrollos y el progreso del trabajo del Joint Steering Committee for Revision of AACR (JSC), que tiene la responsabilidad del proceso continuado de revisión de las reglas.

En este punto me gustaría cerrar esta explicación sobre el desarrollo de las reglas de catalogación diciendo que 1998 marca un nuevo cambio decisivo. Se ha planificado una nueva revisión de la segunda edición de las AACR2 para este año; incorporará todas las revisiones de reglas y correcciones aprobadas desde la revisión de 1988. La revisión de 1998 coincide con un nuevo hito en la historia de las AACR: será publicada simultáneamente en formato impreso y electrónico.El contenido de los dos formatos será idéntico, excepto aquellos detalles del formato que vienen impuestos por los requerimientos del soporte electrónico.

He pasado bastante tiempo esquematizando el contexto en que se encuentran las AACR2. Lo he hecho por dos razones. En primer lugar, quiero resaltar la importancia de la historia de la catalogación en la larga serie de reglas de catalogación desde 1839, historia que tiene un impacto en los principios y estructura de nuestras modernas reglas de catalogación; asimismo, también quiero mostrar como, en el transcurso del tiempo, las reglas se han desarrollado como respuesta a cambios en las condiciones del mundo editorial y de las bibliotecas. En segundo lugar, quiero resaltar la importancia de la cooperación internacional en el desarrollo de las reglas. A lo largo del siglo pasado, la cooperación entre el Reino Unido y los Estados Unidos quedó firmemente establecida; la inclusión de Australia y Canadá ha ampliado el ámbito de cooperación. Pero las AACR2 han tenido repercusiones en otras muchas partes del mundo. La mayoría de los países de habla inglesa han adoptado el código. Además, también ha sido traducido o está siendo traducido a otras 18 lenguas! Este hecho parece señalar una tendencia clara hacia un código internacional de catalogación, lo cual significaría cumplir el compromiso establecido a mediados de los años setenta de contribuir a este código internacional. El hecho de poder compartir la catalogación entre bibliotecas es un componente esencial de la planificación, sobre todo en las bibliotecas nacionales, y esto ha impulsado aún más la cooperación y la armonización de las prácticas de catalogación más allá de las fronteras nacionales.

Vamos a empezar ahora a mirar al futuro. En los últimos años, se han ido complicando una serie de aspectos relacionados con la aplicación de las AACR2 debido al ritmo rápido del desarrollo tecnológico y al impacto que éste ha tenido en los modelos de edición. Algunos de los problemas provienen de las mismas dificultades de llevar a la práctica las AACR, pero desde su aparición hemos asistido a la creación de un cuerpo considerable de manuales especializados, elaborados para mejorar la aplicación de las AACR a ciertos tipos de materiales. Más recientemente, hemos visto la publicación de interpretaciones catalográficas externas a la estructura de las AACR2, como las Guidelines for bibliographic description of interactive multimedia (2) y las Guidelines for bibliographic description of reproductions (3) de la American Library Association. Todo ello ha conducido a la necesidad de un proceso de consulta y de revisión profunda de las AACR2.

Así pues, como parte de su responsabilidad de dar respuesta a necesidades nuevas, el JSC organizó, con el apoyo del Committee of Principals, la International Conference on the Principles and Future Development of AACR. La conferencia -a la que se asistía por invitación- tuvo lugar en octubre de 1997 y generó una serie de propuestas de actuación que serán examinadas por el JSC y el Committee of Principals a lo largo de los próximos meses y años; se buscará siempre el equilibrio entre la necesidad de cambio y el impacto que éste pueda tener en las bibliotecas y sus catálogos.

En su reunión de marzo de 1994, el JSC trató por primera vez la idea de organizar esta conferencia de expertos en catalogación para tratar los problemas que deben afrontar las AACR2. El interés en esta reunión fue creciendo por momentos. En los Estados Unidos, muchos de los problemas suscitados alrededor de las AACR se trataron en la Preconference de la American Library Association celebrada en Chicago, el 22 de junio de 1995, con el título The Future of the descriptive cataloging rules. (4) En el Canadá, el desarrollo de las Rules for archival description (5), muy próximas a las AACR2, motivó la necesidad explícita, para las reglas de catalogación, de una dirección clara y la consiguiente estabilidad. En consecuencia, el Canadian Committee on Cataloguing, miembro del JSC, preparó la propuesta formal de una reunión de expertos que se estudió en la reunión del JSC de mayo de 1995. El resultado fue el desarrollo de un esquema inicial de conferencia que posteriormente fue reelaborado por el Committe of Principals; una vez aprobada la propuesta final, la planificación detallada de la Conferencia empezó el verano de 1996.

La Conferencia tuvo lugar en Toronto (Canadá), del 23 al 25 de octubre de 1997. Su objetivo era proporcionar al Joint Steering Committee for Revision of AACR una ayuda sobre la dirección que debía tomar la revisión de las reglas de catalogación y la naturaleza de esta revisión. Se invitó a sesenta y seis expertos en catalogación para que dieran sus puntos de vista sobre diversos temas, incluidos, por ejemplo, los principios en que se basan las AACR2, cómo tratar las publicaciones seriadas, el problema de "contenido versus continente" (content versus carrier), la internacionalización de las reglas y las posibles enmiendas al proceso de revisión de las reglas. Jean Weihs, antigua presidenta del JSC, es la responsable de editar las ponencias presentadas a la Conferencia, que serán publicadas conjuntamente por la American Library Association, la Canadian Library Association y la Library Association (del Reino Unido).

El resultado de la Conferencia fueron una serie de acciones y recomendaciones y el JSC está estableciendo un plan que ha de llevar a cabo conjuntamente con el Committee of Principals for AACR. Los puntos siguientes, con acciones que han de emprenderse inmediatamente, fueron aprobados en la reunión del JSC que siguió a la Conferencia:

Ya han empezado las actuaciones para llevar a cabo todas estas recomendaciones y, en concreto, desde que tuvo lugar la Conferencia, se han iniciado dos proyectos importantes.

El primero está relacionado con la recomendación de llevar a cabo un análisis lógico de los principios y estructuras en los que se basan las AACR2. En su presentación en la Conferencia, Tom Delsey recomendó la realización de este análisis y señaló que de él se podría obtener un esquema para evaluar el producto final del código de catalogación a partir de criterios de precisión, flexibilidad, facilidad de uso, compatibilidad y eficiencia.

Tal como se ha dicho anteriormente, el entorno que rodea a las AACR2 ha cambiado y continúa cambiando. También hay que reconocer que las tecnologías que han motivado parte del cambio ofrecen nuevas oportunidades. En su presentación, Tom Delsey introdujo el concepto de la técnica de modelos de la manera siguiente: "Algunos de los que han abogado por reexaminar las estructuras convencionales de datos, se han esforzado por ilustrar y comprobar el valor de la reconceptualización del registro bibliográfico esbozando (y en algunos casos desarrollando detalladamente) modelos conceptuales para reestructurar registros bibliográficos y bases de datos. Poco después de la publicación de la segunda edición de las AACR2, Michael Gorman postuló un nuevo esquema para la reestructuración lógica de los datos bibliográficos en "paquetes conectados" (linked packages) de información para que pudieran ser utilizados en lo que llamaba catálogo "desarrollado". (6) Más recientemente, esta misma noción ha sido desarrollada por Michael Heaney, que ha deconstruido el registro MARC con las técnicas aplicadas en los análisis orientados al objeto (object-oriented analysis), (7) y por Rebecca Green, que ha utilizado el análisis entidad-relación con el mismo propósito. (8) A partir del trabajo de Barbara Tillett sobre la representación de relaciones en bases de datos bibliográficos, (9) Gregory Leazer i Richard Smiraglia han elaborado un esquema conceptual para modelar relaciones derivativas dentro de "familias bibliográficas" de obras (10) Y, el que en algunos aspectos es el trabajo más exhaustivo de este tipo, el del Study Group on Functional Requirements for Bibliographic Records de la IFLA, ha utilizado la técnica de análisis entidad-relación para formular un modelo que sirva de marco para relacionar los datos bibliográficos con las necesidades de los usuarios.(11)"

Con la aprobación del Committee of Principals, el JSC ha pedido a Tom Delsy que desarrolle un esquema formal para representar la estructura que sirve de base a las AACR2. El objetivo es poder utilizar este esquema para reexaminar los principios fundamentales del código y establecer las directrices de su desarrollo futuro. Mientras tanto, el JSC elabora la lista de principios que, a su entender, están en la base del código. En su día, cuando el estudio de Delsey revele la estructura lógica de los datos del registro, esta lista ayudará a centrar la discusión. El análisis completo de la lógica del código será esencial para demostrarnos que sus cimientos teóricos son sólidos, que es capaz de acomodarse al cambio, que puede continuar dando respuestas a las necesidades de los usuarios, que puede convivir eficazmente con otros sistemas de control bibliográfico, y que es eficaz en relación a sus costes.

El segundo gran proyecto que el JSC ha emprendido desde la Conferencia trata de aspectos relacionados con la serialidad. En su propuesta a la International Conference, Crystal Graham y Jean Hirons recomendaron la redefinición del concepto de "publicación seriada" en el sentido de eliminar los requisitos de numeración y partes sucesivas. Les voy a recordar la definición de "publicación seriada" utilizada en las AACR2: Publicación en cualquier soporte, publicada en partes sucesivas que llevan designaciones numéricas o cronológicas y que está pensada para que continúe de manera indefinida.

Si bien esta definición es consistente con otras definiciones aceptadas internacionalmente, incluidas las del ALA Glossary of Library and Information Science, la ISBD(S), el ISDS y la norma ISO 5127, Graham e Hirons creían que debía modificarse para acomodar las publicaciones dinámicas o en curso de publicación, ya que no caben dentro de la definición actual. Sin embargo, cuando con posterioridad se les ha pedido asesoramiento, han manifestado que sería más adecuado un enfoque más global y que están investigando una aproximación alternativa que abarque el concepto de "entidad dinámica" ("ongoing entity") como concepto globalizador bajo el cual quepan otras categorías de entidades como "publicación seriada", "publicación en hojas intercambiables" y "base de datos". A lo largo de 1998 se harán muchas consultas con el objetivo de hacer unas recomendaciones formales al JSC hacia finales de 1999. Si bien estos plazos parecen algo lentos, aseguran que se harán muchas consultas antes de llevar a cabo los cambios, y también aseguran la posibilidad de coordinación con la comunidad internacional, incluidos CONSER, ISDS y la IFLA.

La International Conference on the Principles and Future Development of AACR ha ayudado al JSC a desarrollar un plan de acción que va a comprobar la aplicabilidad de las AACR en el entorno actual y en el futuro, y que buscará el equilibrio entre la necesidad de un código de catalogación sólido y práctico y el coste de la catalogación y el del cambio. Se están llevando a cabo una serie de proyectos para investigar las posibles aproximaciones al tema. Antes de decidir cualquier cambio en el código de catalogación, el JSC considerará sus implicaciones, sobre todo las relativas a los costes de la catalogación. De acuerdo con su política actual, se harán muchas consultas y se incrementará el uso de su sitio web.

El plan de acción del JSC y otra información relevante están disponibles en el sitio web de las AACR: http://www.nlc-bnc.ca/jsc/index.htm


Traducción al español: A. Estivill

Footnotes

  1. Anglo-American Cataloguin Rules / prepared by the American Library Association, the British Library, the Canadian Committee on Cataloguing, the Library Association, the Library of Congress. Edited by Michael Gorman and Paul W. Winkler. - 2nd ed. - Chicago : American Library Association, 1978. P. vi.

  2. Association for Library Collections & Technical Services. Interactive Multimedia Guidelines Review Task Force. Guidelines for bibliographic description of interactive multimedia. Chicago : American Library Association, 1994.

  3. Association for Library Collections & Technical Services. Committee on Cataloging: Description and Access. Guidelines for bibliographic description of reproductions. Chicago : American Library Association, 1995.

  4. AACR2000 (1995 : Chicago, Ill.). The future of the descriptive cataloging rules : papers from the ALCTS Preconference, AACR2000, American Library Association annual conference, Chicago, June 22, 1995 / edited by Brian E.C. Schottlaender. Chicago : American Library Association, 1998. (ALCTS papers on library technical services and collections ; no. 6)

  5. Rules for archival description. Ottawa : Bureau of Canadian Archivists, 1990-

  6. Gorman, Michael. "Cataloguing and the new technologies" en The nature and future of the catalog, edited by Maurice J. Freedman and S. Michael Malinconico (Ory Press, 1979), p. 127-36.

  7. Heaney, Michael. "Object-oriented cataloging." Information technology and libraries, vol. 14, no. 3 (September 1995), 135-53.

  8. Green, Rebecca. "The design of a relational database for large-scale bibliographic retrieval." Information technology and libraries, vol. 15, no. 4 (December 1996), 207-21.

  9. Tillett. Barbara B. "A taxonomy of bibliographic relationships." Library resources and technical services, vol. 35, no. 2 (1991), 150-58.

  10. Leazer, Gregory H.; Smiraglia, Richard P. "Toward the bibliographic control of works: derivative bibliographic relationships in an online union catalog" en Proceedings of the ACM International Conference on Digital Libraries. Bethesda: Association for Computing Machinery, 1996. P. 36-43.

  11. IFLA. Study Group on the Functional Requirements for Bibliographic Records. Functional requirements for bibliographic records : final report. München : K.G. Saur, 1998.